Around Articles Columns Editorial Hispanic Apostolate Letters Opportunities Profile ShorTakes

4 de enero de 2016 | Volumen 91, Número 5

HISPANIC MINISTRY

madonnaEl regalo de Maria a la humanidad

uchos de nosotros nos preguntamos en este año 2016, ¿qué nos espera? ¿Sabremos superar las nuevas dificultades que la vida nos presentará? ¿Estamos dispuestos a iniciar juntos el nuevo año con un nuevo estilo de vida?

Acabamos de concluir el viajo año, especialmente en la comunidad hispana, celebrando la solemnidad de Ntra. Sra. de Guadalupe, patrona de las Américas. Junto a esta fiesta guadalupana, el Papa Francisco ha dado inicio con la gran solemnidad de la fiesta de la Virgen de la Inmaculada, el 8 de diciembre el año jubilar, el cual concluirá el 20 de noviembre de 2016. Es muy simbólico, el hecho que nuestro Papa haya decidido iniciar este nuevo año de la misericordia durante la festividad de la Inmaculada Concepción donde la virgen es la principal protagonista. Gracias a su sí, Jesús se hizo presente a la humanidad.

El icono que me viene a la mente es aquella imagen que rezamos en las letanías del rosario “Ara Coeli” puerta del cielo, María abre su puerta a la cristiandad acogiendo a Jesús en su seno maternal. Os invito a que en este año hagámonos el propósito de entrar en un nuevo y creativo camino de apertura, acogida, reconciliación, compasión y seguimiento de Jesús. Actitudes que debemos de desarrollar en nuestro interior para vivir coherentemente este año jubilar de la misericordia. Al mismo tiempo, la Navidad nos invita a ver en María no sólo a la elegida por Dios para enviar a su Hijo entre nosotros, sino que a través de su ejemplo de vida, la virgen nos enseña a abrirnos a la novedad de Dios como ella lo hizo con su sí. Os invito para que sigamos sus pasos y podamos renovar en nosotros el sí de Maria cada día acogiendo a Dios en el prójimo.

A veces, entre la comunidad hispana inmigrante se insiste en la advocación protectora de María, como esa Madre que cuida y ampara a sus hijos de todo daño. También es vista como la aportadora del bien y de la paz entre las familias, sin embargo, olvidamos que ella es el modelo de discipulado que nos conduce a Jesús y es ella la mediadora entre nosotros y su Hijo. María es el puente que nos lleva a Jesús, a vivir una vida más evangélica, este hecho es bueno recordarlo porque, a veces, lo dejamos al margen y la devoción mariana queda incompleta si no ponemos en escena a Jesús, como el Hijo muy amado por Dios y por supuesto, por su madre, la virgen María.

Entonces, si miramos la devoción mariana en la comunidad inmigrante, vemos que la figura de María tiene un lugar muy importante. Ella es el consuelo, modelo de discípula para llegar a Jesús, su Hijo. El regalo que María nos ha hecho a todos es Jesús, de ella aprendemos a ser fiel a la Palabra de Dios, crecer en intimidad con Dios, acoger a Dios en nuestra cotidianidad, y decir sí a la vida en el Espíritu. Estas actitudes son importantes de recordarlas para ser verdaderos discípulos y seguidores de Jesús.

Es en María donde la comunidad hispana se apoya para imitar los valores evangélicos que Jesús predica y nos invita a vivir a través de la meditación de su Palabra, hecha carne gracias al sí de Maria. Este es el regalo que María nos trae a todos los católicos y a través de ella se enriquece nuestra vida espiritual y de creyentes. Por ello, debemos de visitar más frecuentemente a María y participar en la Eucarística para meditar y conocer mejor las enseñanzas de la Iglesia sobre Jesús.

Además, la piedad mariana debemos de entenderla como aquella presencia femenina que encarnó al Hijo de Dios, Jesús, para revelar a la humanidad la buena nueva del reino de Dios. Un reino que vino a establecer la paz, la harmonía, el diálogo, el perdón, y la compasión. Para ello, debemos hacer espacio en nuestro interior para cultivar estas actitudes y hacerlas resplandecer como los rayos del sol que ilumina a todos.

En fin, este 2016 será un nuevo año, si buscamos gestos nuevos y creativos que nos ayuden a abrir nuestros corazones a la novedad de Dios misericordioso, aprendiendo de El a tener un corazón compasivo con todos aquellos que viven a nuestro alrededor y los que sufren anhelando un mundo más justo y misericordioso.

 

Horario de misas en español
Ciudad Parroquia Teléfono Hora
Bristol St. Anne 276.669.8200 domingo 2:00 pm
Charlottesville Church of the Incarnation 434.973.4381 domingo 1:30 pm
Christiansburg Holy Spirit 540.921.3547 domingo 1:00 pm
Clarksville St. Catherine of Siena 434.374.8408 domingo 1:00 pm
Danville Sacred Heart 434.792.9456 domingo 11:30 am
Hampton St. Joseph 757.851.8800 domingo 2:00 pm
Harrisonburg Blessed Sacrament 540.434.4341 domingo 1:00 pm y jueves 7:00 pm
Lovingston St. Mary 434.263.8509 domingo 11:30 am
Lynchburg Holy Cross 434.846.5245 domingo 2:00 pm
Marion St. John 273.783.7282 domingo 1:30 pm
Martinsville St. Joseph 276.638.4779 domingo 11:45 pm
Newport News Our Lady of Mount Carmel 757.595.0385 domingo 2:00 y jueves 6:30 pm
Norfolk Holy Trinity 757.480.3433 domingo 1:00 pm
Onley St. Peter the Apostle 757.787.4592 domingo 12:30 pm
Prince George Church of the Sacred Heart 804.732.3685 domingo 1:00 pm
Portsmouth Holy Angels 757.485.2142 domingo 1:30 pm
Richmond Area Sacred Heart
St. Augustine
Our Lady of Lourdes
St. John (Highland Springs)
804.232.8964 804.275.7962 804.262.7315
804.737.8028
domingo 11:00 am, 1:00 pm y 5:00 pm
domingo 1:00 pm y 6:00 pm
domingo 1:00 pm
domingo 12:15 pm
Roanoke St. Gerard 540.343.7744 domingo 12:15 pm
South Hill Good Shepherd 434.447.3622 sábado 7:15 pm
Tappahannock St. Timothy 804.443.2760 domingo 12:00 pm
Virginia Beach St. Gergory
St. Luke
757.497.8330 757.427.5776 sábado 7:30 pm
domingo 12:00 pm
Wiliamsburg St. Bede 276.229.3631 domingo 2:00 pm
Woodlawn St Joseph 276.236.7814 domingo 2:30 pm, no hay misa en español el primer domingo del mes.


para regresar al principio de la página »